Anécdotas: el rico helado


ice-cream-1082237_1920

Hace unas semanas Ari probó helado por primera vez. Le puse en su plato un trocito muy pequeñito y otro a mi y a su padre (más grande, obviamente).

A Ari se le ilumina la cara, coge la cuchara, lo prueba y pone una cara de placer....

_ Mmmm (dice) Más.
Le pongo otro trocito pequeñito y Papá y yo vamos comiendo el nuestro, pero vemos a Ari que observa nuestro plato y el suyo y de repente se mete todo el helado en la boca. Mira mi plato, lo señala y dice:

_ ¡Más!
Le doy la mitad del mio. Empieza a comérselo, ve que yo ya me he acabado el mio y que a Papá le queda muy poco, así que, coge lo que queda en su plato, se lo mete en la boca, señala el plato de Papá y dice:

_¡Más!
Desde entonces, cuando comemos algo "rico" (y con rico, me refiero a cualquier guarrada azucarada) comienza una carrera para ver quien es el más rápido, si no, se lo come todo Ari.

Comentarios